Una de mis primera experiencias en el mundo de la arquitecruar y, más concretamente en el de los concursos. Guardo un recuerdo imborrable de todo lo que aprendimos en esos días del año 1995 con/de Eduardo Arroyo mis compañeros Míchel, Santi, Alejandro y yo. Un proyecto bonito y visionario que desgraciadamente no ganó. Más adelante la reforma y ampliaciónd el Museo del Prado ha sido realizado y construido por Rafael Moneo.